+

La Política


La política, buena porquería,

el político hace promesas,

y falta el pan de cada día,

que el trabajador debe llevar a su mesa.

Mientras el político vive en festines,

engordando el bolsillo y su panza,

con sus leyes te clava la lanza,

de impuestos para distintos fines,

como auto nuevo, y departamento

a estrenar, mientras que en cabaña

vives, y tienes impuestos que pagar,

siempre el exigido emolumento.

Así vives, quejándote en tu sufrimiento,

de haber votado  a tal cual,

solo te queda en el pensamiento,

de que todo iba a cambiar! ! !

Y ahora, solo te preguntas, porque!!

a este mal nacido  voté! ! ! !.....

Olegario Juan Caorsi

Participe

comparte esta página en: